viernes, 13 de julio de 2012

Casa de Meña

El antes y el después...

Esta fue la casa de mi hermana Ismenia y ahora se ha convertido en un bonito edificio de 12 pisos con 21 apartamentos en el barrio San Francisco de Bucaramanga

miércoles, 8 de febrero de 2012

‎"EL CUERPO GRITA ... LO QUE LA BOCA CALLA "

La enfermedad es un conflicto entre la personalidad y el alma. El resfrío "chorrea" cuando el cuerpo no llora. El dolor de garganta "tapona" cuando no es posible comunicar las aflicciones. El estómago arde cuando las rabias no consiguen salir. La diabetes invade cuando la soledad duele. El cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta. El dolor de cabeza deprime cuando las dudas aumentan. El corazón afloja cuando el sentido de la vida parece terminar. La alergia aparece cuando el perfeccionismo está intolerable. Las uñas se quiebran cuando las defensas están amenazadas. El pecho aprieta cuando el orgullo esclaviza. La presión sube cuando el miedo aprisiona. Las neurosis paralizan cuando el niño interior tiraniza. La fiebre calienta cuando las defensas explotan las fronteras de la inmunidad. Las rodillas duelen cuando tu orgullo no se doblega. El cáncer mata cuando te cansas de "vivir". Y tus dolores callados? Cómo hablan en tu cuerpo? La Enfermedad no es mala, te avisa que te estás equivocando de camino. Me parece bonito compartir este mensaje: El camino a la felicidad no es recto. Existen curvas llamadas Equivocaciones, Existen semáforos llamados Amigos. Luces de precaucion llamadas Familia. y todo se logra si tienes: Una llanta de repuesto llamada Decisión, un potente motor llamado Amor. Un buen seguro llamado Fe. Abundante combustible llamado Paciencia, pero sobre todo un experto conductor en quién creer.....

sábado, 29 de mayo de 2010

Que cuántos años tengo??

Que cuántos años tengo?? ¡Qué importa eso! ¡Tengo la edad que quiero y siento!
La edad en que puedo: Gritar sin miedo lo que pienso...Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso, o lo desconocido...Pues tengo la experiencia de los años vividos y la fuerza de la convicción de mis deseos
Qué importa cuántos años tengo!¡No quiero pensar en ello!Pues unos dicen que ya soy viejo (a), y otras "que estoy en el apogeo".
Pero no es la edad que tengo, ni lo que la gente dice, sino lo que mi corazón siente y mi cerebro dicte.
Tengo los años necesarios para gritar lo que pienso, para hacer lo que quiero, para reconocer yerros viejos, rectificar caminos y atesorar éxitos.
Ahora no tienen por qué decir: ¡Estás muy joven, no lo lograrás!¡Estás muy viejo (a), ya no podrás! Tengo la edad en que las cosas se miran con más calma, pero con el interés de seguir creciendo.
Tengo los años en que los sueños se empiezan a acariciar con los dedos, las ilusiones se convierten en esperanza. Tengo los años en que el amor, a veces es una loca llamarada,ansiosa de consumirse en el fuego de una pasión deseada..y otras... es un remanso de paz, como el atardecer en la playa.
¿Qué cuántos años tengo? No necesito marcarlos con un número, pues mis anhelos alcanzados,mis triunfos obtenidos, las lágrimas que por el camino derramé al ver mis ilusiones truncadas...¡Valen mucho más que eso!
¡Qué importa si cumplo cuarenta, cincuenta, setenta o más! Pues lo que importa: ¡Es la edad que siento!
Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos.Para seguir sin temor por el sendero, pues llevo conmigo la experiencia adquirida y la fuerza de mis anhelos.
¿Qué cuántos años tengo? ¡Eso a quién le importa! Tengo los años necesarios para perder el miedo y hacer lo que quiero y siento!!.
Qué importa cuántos años, ¿¿cuántos tengo, o cuántos espero…?? Si con los años que tengo...¡¡Aprendí a querer lo necesario y a tomar sólo lo bueno!!

Autor: José Saramago

domingo, 2 de mayo de 2010

Me caí del mundo y no se cómo entrar !!!!

Lo que me pasa es que no consigo andar por el mundo tirando cosas y cambiándolas por el modelo siguiente sólo porque a alguien se le ocurre agregarle una función o achicarlo un poco.. No hace tanto, lavábamos los pañales de los críos, los colgábamos en la cuerda junto a otra ropita, los planchábamos, los doblábamos y los preparábamos para que los volvieran a ensuciar. Y ellos, nuestros nenes, apenas crecieron y tuvieron sus propios hijos se encargaron de tirar todo por la borda, incluyendo los pañales. ¡Se entregaron inescrupulosamente a los desechables! Si, ya lo sé. A nuestra generación siempre le costó tirar. ¡Ni los desechos nos resultaron muy desechables! Y así anduvimos por las calles guardando los mocos en el pañuelo de tela del bolsillo. ¡Nooo! Yo no digo que eso era mejor. Lo que digo es que en algún momento me distraje, me caí del mundo y ahora no sé por dónde se entra. Lo más probable es que lo de ahora esté bien, eso no lo discuto. Lo que pasa es que no consigo cambiar el equipo de música una vez por año, el celular cada tres meses o el monitor de la computadora todas las navidades. ¡Guardo los vasos desechables! ¡Lavo los guantes de látex que eran para usar una sola vez! ¡Los cubiertos de plástico conviven con los de acero inoxidable en el cajón de los cubiertos! ¡Es que vengo de un tiempo en el que las cosas se compraban para toda la vida! ¡Es más! ¡Se compraban para la vida de los que venían después! La gente heredaba relojes de pared, juegos de copas, vajillas y hasta palanganas de loza. Y resulta que en nuestro no tan largo matrimonio, hemos tenido más cocinas que las que había en todo el barrio en mi infancia y hemos cambiado de refrigerador tres veces. ¡Nos están fastidiando! ¡Yo los descubrí! ¡Lo hacen adrede! Todo se rompe, se gasta, se oxida, se quiebra o se consume al poco tiempo para que tengamos que cambiarlo. Nada se repara. Lo obsoleto es de fábrica. ¿Dónde están los zapateros arreglando las media-suelas de los tenis Nike? ¿Alguien ha visto a algún colchonero escardando colchones casa por casa? ¿Quién arregla los cuchillos eléctricos? ¿El afilador o el electricista? ¿Habrá teflón para los hojalateros o asientos de aviones para los talabarteros? Todo se tira, todo se desecha y, mientras tanto, producimos más y más y más basura. El otro día leí que se produjo más basura en los últimos 40 años que en toda la historia de la humanidad. El que tenga menos de 40 años no va a creer esto: ¡Cuando yo era niña por mi casa no pasaba el que recogía la basura! ¡Lo juro! ¡Y tengo menos de...años! Todos los desechos eran orgánicos e iban a parar al gallinero, a los patos o a los conejos (y no estoy hablando del siglo XVII). No existía el plástico ni el nylon. La goma sólo la veíamos en las ruedas de los autos y las que no estaban rodando las quemábamos en la Fiesta de San Juan . Los pocos desechos que no se comían los animales, servían de abono o se quemaban. De "por ahí" vengo yo. Y no es que haya sido mejor. Es que no es fácil para alguien al que lo educaron con el "guarde y guarde que alguna vez puede servir para algo", pasarse al "compre y tire que ya se viene el modelo nuevo". Mi cabeza no resiste tanto. Ahora mis parientes y los hijos de mis amigos no sólo cambian de celular una vez por semana, sino que, además, cambian el número, la dirección electrónica y hasta la dirección real. Y a mí me prepararon para vivir con el mismo número, la misma pareja, la misma casa y el mismo nombre (y vaya si era un nombre como para cambiarlo) Me educaron para guardar todo. ¡Toooodo! Lo que servía y lo que no.. Porque algún día las cosas podían volver a servir. Le dábamos crédito a todo. Si, ya lo sé, tuvimos un gran problema: nunca nos explicaron qué cosas nos podían servir y qué cosas no. Y en el afán de guardar (porque éramos de hacer caso) guardamos hasta el ombligo de nuestro primer hijo, el diente del segundo, las carpetas del jardín de infantes y no sé cómo no guardamos la primera caquita. ¿Cómo quieren que entienda a esa gente que se desprende de su celular a los pocos meses de comprarlo? ¿Será que cuando las cosas se consiguen fácilmente, no se valoran y se vuelven desechables con la misma facilidad con la que se consiguieron? En casa teníamos un mueble con cuatro cajones. El primer cajón era para los manteles y los repasadores, el segundo para los cubiertos y el tercero y el cuarto para todo lo que no fuera mantel ni cubierto. Y guardábamos. ¡Cómo guardábamos! ¡Tooooodo lo guardábamos! ¡Guardábamos las tapas de los refrescos! ¡¿Cómo para qué?! Hacíamos limpia-calzados para poner delante de la puerta para quitarnos el barro. Dobladas y enganchadas a una piola se convertían en cortinas para los bares. Al terminar las clases le sacábamos el corcho, las martillábamos y las clavábamos en una tablita para hacer los instrumentos para la fiesta de fin de año de la escuela. ¡Tooodo guardábamos! ¡Las cosas que usábamos!: mantillas de faroles, ruleros, ondulines y agujas de primus. Y las cosas que nunca usaríamos. Botones que perdían a sus camisas y carreteles que se quedaban sin hilo se iban amontonando en el tercer y en el cuarto cajón. Partes de lapiceras que algún día podíamos volver a precisar. Tubitos de plástico sin la tinta, tubitos de tinta sin el plástico, capuchones sin la lapicera, lapiceras sin el capuchón. Encendedores sin gas o encendedores que perdían el resorte. Resortes que perdían a su encendedor. Cuando el mundo se exprimía el cerebro para inventar encendedores que se tiraban al terminar su ciclo, inventábamos la recarga de los encendedores descartables. Y las Gillette -hasta partidas a la mitad- se convertían en sacapuntas por todo el ciclo escolar. Y nuestros cajones guardaban las llavecitas de las latas de sardinas o del corned-beef, por las dudas que alguna lata viniera sin su llave. ¡Y las pilas! Las pilas de las primeras Spica pasaban del congelador al techo de la casa. Porque no sabíamos bien si había que darles calor o frío para que vivieran un poco más. No nos resignábamos a que se terminara su vida útil, no podíamos creer que algo viviera menos que un jazmín. Las cosas no eran desechables. Eran guardables. ¡Los diarios! Servían para todo: para hacer plantillas para las botas de goma, para poner en el piso los días de lluvia y por sobre todas las cosas para envolver. ¡Las veces que nos enterábamos de algún resultado leyendo el diario pegado al trozo de carne! Y guardábamos el papel plateado de los chocolates y de los cigarros para hacer guías de pinitos de navidad y las páginas del almanaque para hacer cuadros y los goteros de las medicinas por si algún medicamento no traía el cuentagotas y los fósforos usados porque podíamos prender una hornalla de la Volcán desde la otra que estaba prendida y las cajas de zapatos que se convirtieron en los primeros álbumes de fotos. Y las cajas de cigarros Richmond se volvían cinturones y posa-mates y los frasquitos de las inyecciones con tapitas de goma se amontonaban vaya a saber con qué intención, y los mazos de naipes se reutilizaban aunque faltara alguna, con la inscripción a mano en una sota de espada que decía "éste es un 4 de bastos". Los cajones guardaban pedazos izquierdos de pinzas de ropa y el ganchito de metal. Al tiempo albergaban sólo pedazos derechos que esperaban a su otra mitad para convertirse otra vez en una pinza completa. Yo sé lo que nos pasaba: nos costaba mucho declarar la muerte de nuestros objetos. Así como hoy las nuevas generaciones deciden "matarlos" apenas aparentan dejar de servir, aquellos tiempos eran de no declarar muerto a nada: ¡ni a Walt Disney! Y cuando nos vendieron helados en copitas cuya tapa se convertía en base y nos dijeron: "Cómase el helado y después tire la copita", nosotros dijimos que sí, pero, ¡minga que la íbamos a tirar! Las pusimos a vivir en el estante de los vasos y de las copas. Las latas de arvejas y de duraznos se volvieron macetas y hasta teléfonos. Las primeras botellas de plástico se transformaron en adornos de dudosa belleza. Las hueveras se convirtieron en depósitos de acuarelas, las tapas de botellones en ceniceros, las primeras latas de cerveza en portalápices y los corchos esperaron encontrarse con una botella. Y me muerdo para no hacer un paralelo entre los valores que se desechan y los que preservábamos. ¡Ah! ¡No lo voy a hacer! Me muero por decir que hoy no sólo los electrodomésticos son desechables; que también el matrimonio y hasta la amistad son descartables. Pero no cometeré la imprudencia de comparar objetos con personas. Me muerdo para no hablar de la identidad que se va perdiendo, de la memoria colectiva que se va tirando, del pasado efímero. No lo voy a hacer. No voy a mezclar los temas, no voy a decir que a lo perenne lo han vuelto caduco y a lo caduco lo hicieron perenne. No voy a decir que a los ancianos se les declara la muerte apenas empiezan a fallar en sus funciones, que los cónyuges se cambian por modelos más nuevos, que a las personas que les falta alguna función se les discrimina o que valoran más a los lindos, con brillo y glamour. Esto sólo es una crónica que habla de pañales y de celulares. De lo contrario, si mezcláramos las cosas, tendría que plantearme seriamente entregar a la cuchilla (esposo) como parte de pago de un señor con menos kilómetraje y alguna función nueva. Pero yo soy lenta para transitar este mundo de la reposición y corro el riesgo de que me ganen de mano y sea yo la entregada.
El texto original es de Marciano Durán escritor uruguayo modificado después por Eduardo Galeano también uruguayo.

jueves, 11 de febrero de 2010

Uso del internet en personas mayores

Uso de Internet aumenta el funcionamiento crerebral en personas mayores. Las búsquedas en Internet podrían aumentar el funcionamiento cerebral y cognitivo en las personas mayores de 55 años, según un estudio de la Universidad de California en Los Ángeles, dado a conocer durante la reunión anual de la Sociedad de Neurociencia realizada la semana pasada en Chicago. Los investigadores descubrieron que los adultos con poca experiencia en la web eran capaces de activar centros clave en el cerebro que controlan la toma de decisiones y el razonamiento complejo después de una semana navegando por la red. A medida que el cerebro envejece se producen una variedad de cambios estructurales y funcionales que incluyen la atrofia, disminución de la actividad celular y aumento en los depósitos de placas amiloides que afectan a la actividad cognitiva y derivan en enfermedades como el Alzeheimer, Los resultados sugieren que la tarea de buscar algo online puede ser una forma sencilla de ejercitar el cerebro para mejorar la cognición en las personas mayores, aseguró Teena D. Moody, una de los investigadoras que participó en el estudio, publicado en elpaís.com. Tesis que comparte el doctor Rodrigo Salinas, neurólogo de Clínica Indisa, quien agrega que existen numerosas comunicaciones en revistas científicas que apuntan en el mismo sentido: la utilización de Internet es, sin duda, una forma moderna de mantener la actividad intelectual de modo continuo y una fuente de material prácticamente inagotable de lectura, reflexión y distracción. Mayor interacción Para el doctor Juan Carlos Molina, geriatra del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, es vital que los adultos, principalmente los de avanzada edad, no se releguen en estos aspectos tecnológicos, "pues mantenerse al día les permitirá interactuar con otras generaciones y de esta forma, estar alertas a los cambios. Lo peor que le puede pasar a la tercera edad es sentirse relegado", dice. Además, que entre los millones de páginas de la red no sólo se encuentran portales dedicados a los jóvenes, sino también referentes a una serie de actividades relacionadas con adultos y adultos mayores, es decir, dedicadas a las noticias de salud y otras temáticas más de ocio como información de libros, viajes, música, deportes, cultura y sociedad. "Es una excelente forma de comunicación y mejor aún de ejercitar el cerebro", enfatiza el doctor Molina. Si bien el uso de Internet tiene un rol en la estimulación de los mecanismos cerebrales, es importante que sea combinado con la actividad familiar y la práctica de otras actividades que han demostrado eficacia en la prevención del deterioro cognitivo.
Fuente: Rodrigo González Fernández
Diplomado en Gestión del Conocimiento de la ONU

sábado, 5 de septiembre de 2009

Neuróbica o Gimnasia Mental

ÚSELO O PIÉRDALO.    El cerebro necesita ejercicio, y para eso los científicos han descubierto la forma: la neuróbica. Se trata de un programa de ejercicios para mantener al cerebro sano y ágil. "Si para conseguir un cuerpo tonificado sólo hay que echar mano de la gimnasia aeróbica, para muscular el cerebro contamos con la neuróbica. A través de un completo programa de gimnasia cerebral, esta práctica promete enseñarnos a entrenar el cerebro para que se mantenga ágil y sano", afirma la nueva disciplina creada por Lawrence Katz, neurólogo de la Duke University .Los neuróbicos contemplan nuestra masa gris como si se tratara de un paquete de músculos que responde positivamente al ejercicio regular, así como a la dieta apropiada y a las horas de sueño recomendadas por los especialistas.
El cerebro mejora con el uso. La gimnasia mental neuróbica es más necesaria en el adulto, porque luego de los 25 años perdemos 50 neuronas por día. Al envejecer bajan los reflejos y los intereses. La actividad física genera neuroestimulantes. La educación y la experiencia generan resultados a largo plazo. Los viejos son más analíticos, cumplidores y cuidadosos. Por otro lado, si se pierden neuronas, hay millones intactas que esperan su oportunidad: nuevamente la gimnasia mental neuróbica puede ser la solución.
La neuróbica propone ejercicios para utilizar los cinco sentidos y ayudar a romper la rutina mental de cada día. El fundamento de la neuróbica es la estimulación de los 100.000 millones de neuronas que poseemos y que se comunican en milésimas de segundos mediantes puntos de encuentro. Las neuronas que no participan en ese proceso mueren. Para evitarlo la gimnasia cerebral persigue mantener las neuronas activas. La actividad genera sustancias neuroestimulantes que dan vitalidad al cerebro, impide que la máquina se oxide.
VIEJOS JÓVENES Y JÓVENES VIEJOS. La juventud no está condicionada por la edad. Picasso pintó hasta los 90 y Verdi escribió Othelo a los 80. La fuerza bruta de un joven se compensa con la gimnasia mental neuróbica. Justamente Verdi manifestó el secreto de su longevidad creativa: "Toda la vida busqué la perfección pero no lo la pude encontrar".
Practicando en la PC o enfrentando situaciones nuevas, el cerebro entrenado que ha aprendido a aprender rejuvenece, jugando con la mente a decodificar, almacenar y recuperar lo percibido.
Cerca de 80% de nuestro día a día, está ocupada por rutinas, que a pesar de tener la ventaja de reducir el esfuerzo intelectual, esconden un efecto perverso: limitan al cerebro.Para contrariar esta tendencia, es necesario practicar ejercicios "cerebrales" , que hacen a las personas pensar solamente en lo que están haciendo, concentrándose en esa tarea. El desafío de Neuróbica, es hacer todo aquello contraria a la rutina, obligando al cerebro a un trabajo adicional.
LA MEJOR GIMNASIA NEURÓBICA. La lectura es la mejor gimnasia, es el motor de la civilización y la cultura. Los genes brindan los instintos, las reacciones y los movimientos, pero el tallado del alfabeto en el cerebro representa la victoria de la mente y del espíritu sobre la materia. Los genes que especifican nuestro comportamiento han dejado para el cerebro la sensibilidad ante la experiencia. La vida es el mejor gimnasio para la gimnasia mental neuróbica. Cuando se vive reactivamente los sucesos pasan sin dejar rastro. La Proactividad es tener un objetivo y aprovechar cada instante como una oportunidad para alcanzarlo. Los problemas estimulan aprendiendo a resolverlos.
Alguno de los ejercicios:
- Use el reloj en el pulso contrario al que normalmente lo usa;
- Cepíllese los dientes con la mano contraria al de costumbre:
- Camine por la casa, de espalda (en la China , esta rutina lo practican en los parques);
- Vístase con los ojos cerrados;- Estimule el paladar con cosas diferentes;
- Vea las fotos, de cabeza para abajo (o las fotos, o usted);
- Mire la hora, en el espejo;
- Cambie de camino para ir y volver del trabajo;
- Muchos otros, dependiendo de su inventiva.La idea es cambiar el comportamiento de rutina..
Tiente hacer algunas cosas diferentes, con su otro lado del cerebro, estimulándolo de esa manera.

domingo, 31 de mayo de 2009

Cuántos años tienes abuela?

Los tiempos cambian a un ritmo vertiginoso. La velocidad cada vez es mayor. Lo que hoy sale a luz se convierte en viejo antes de que seamos capaces de asimilarlo. La información fluye en todas direcciones y nuestra mente se pierde en un continuo ir y venir.. ¡Qué grande es el cambio y que corto es el tiempo! ¿Hacia dónde vamos?
Una tarde un nieto estaba charlando con su abuela sobre los acontecimientos actuales. Entonces, él preguntó: "¿Qué edad tienes abuela?" La abuela respondió:- Bueno, déjame pensar un minuto... - Nací antes de la televisión, las vacunas contra la polio, las comidas congeladas, la fotocopiadora, los lentes de contacto, la píldora anticonceptiva y el fresbee.- No existían los radares, las tarjetas de crédito, el rayo laser o los patines en línea.- No se había inventado el aire acondicionado, los lavavajillas, las secadoras, y las prendas se ponían a secar al aire fresco.- El hombre todavía no había llegado a la Luna y no existían los aviones de propulsión a chorro para pasajero. Tu abuelo y yo nos casamos y después vivimos juntos, y en cada familia había un papá y una mamá.- "Gay" era una palabra respetable en inglés que significaba una persona contenta, alegre y no homosexual, al que cariñosamente llamábamos "loca". De lesbianas, nunca habíamos oído hablar y los muchachos no usaban aretes.- Nací antes de la computadora, las dobles carreras universitarias, las terapias de grupo y los psicólogos.- Hasta que cumplí 25, llamé a cada policía y a cada hombre, "señor", y a cada mujer "señora" o "señorita".- En mis tiempos la virginidad no producía cáncer.- Nuestras vidas estaban gobernadas por los 10 Mandamientos, el buen juicio y el sentido común.- Nos enseñaron a diferenciar entre el bien y el mal y a ser responsables de nuestros actos.- Creíamos que la comida rápida era lo que la gente comía cuando estaba apurada.- Tener una relación significativa era llevarse bien con los primos.- Tiempo compartido significaba el que la familia compartía en unas vacaciones, no un condominio.- Nunca habíamos oído hablar sobre la música estereofónica, la radio FM, cassettes, CDs, máquinas de escribir eléctricas, calculadora (ni siquiera mecánica, para no mencionar las portátiles).- A los relojes se les daba cuerda cada día.- No existía nada digital, ni los relojes ni los indicadores con numeritos luminosos en los artefactos del hogar, ni en las máquinas.- Hablando de máquinas, no existían los cajeros automáticos, los radio reloj despertador, ni los hornos de microondas, para no hablar de los videocassettes ni las filmadoras de video.- Si en algo decía "Made in Japan" se le consideraba una porquería y no existía "Made in Korea" ni "Made in Taiwán".- No se había oído hablar de Pizza Hut, McDonalds o el café instantáneo ni de los endulzantes artificiales.- Había tiendas donde se compraban cosas por 5 y 10 centavos.- Los helados, las llamadas telefónicas, los pasajes de autobús y la Pepsi, todo costaba 10 centavos.- Se podía comprar un Chevrolet Coupé nuevo por 600 dólares (pero, ¿quién los tenía?).- En mi tiempo, "hierba" era algo que se cortaba y no se fumaba; "Coca" era una gaseosa y la música de rock era la que hacía la mecedora de la abuela.- "Chip" significaba un pedazo de madera, "hardware" era la ferretería y el "software" no existía.- Fuimos la última generación que creyó que una señora necesitaba un marido para tener un hijo. - Ahora dime, ¿cuántos años crees que tengo?- "¿Más de cien?", preguntó su nieto.- "Nooo, ¡¡ solamente 57 !!"

sábado, 21 de marzo de 2009

LA EDAD DE LAS MUJERES COMO YO!!!

Dicen que, a cierta edad, las mujeres nos hacemos invisibles, que nuestro protagonismo en la escena de la vida declina, y que nos volvemos inexistentes para un mundo en el que sólo cabe el ímpetu de los años jóvenes.
Yo no sé si me habré vuelto invisible para el mundo, es muy probable, pero nunca fui tan consciente de mi existencia como ahora; nunca me sentí tan protagonista de mi vida, y nunca disfruté tanto de cada momento de mi vida.
Descubrí que no soy una princesa de cuento de hadas; descubrí al ser humano que sencillamente soy, con sus miserias y sus grandezas.
Descubrí que puedo permitirme el lujo de no ser perfecta, de estar llena de defectos, de tener debilidades, de equivocarme, de hacer cosas indebidas, de no responder a las expectativas de los demás. Y, a pesar de ello, quererme mucho.
Cuando me miro al espejo ya no busco a la que fuí en el pasado... sonrío a la que soy HOY.... me alegro del camino andado, y asumo mis contradicciones.
Siento que debo saludar, a la joven que fui, con cariño, pero dejarla "a un lado", porque ahora me estorba. Su mundo de ilusiones y fantasía ya no me interesa.
¡Qué bien no sentir ese desasosiego permanente que produce correr tras los sueños!
La vida es tan corta y el oficio de vivirla es tan difícil, que cuando uno comienza a aprenderlo, ya hay que morirse. El ser humano tarda mucho en madurar, ¿verdad? TENER-RETENER.
Las realidades más grandes y más bellas tanto más las tendrás cuanto menos las poseas y retengas.
Si quieres tener el mar, contémplalo, y abre tus manos en sus aguas, y todo el mar estará en ellas. Porque si cierras tus manos para retenerlo, se quedarán vacías.
Si quieres tener un amigo peregrino, déjalo marchar y lo tendrás... porque si lo retienes para poseerlo, lo estarás perdiendo, y tendrás un prisionero.
Si quieres tener el viento, extiende tus brazos, abre tus manos y todo el viento será tuyo, porque si quieres retenerlo, te quedarás sin nada.
Si quieres tener a tu hijo, déjalo crecer, déjalo partir y que se aleje... lo tendrás maduro a su regreso, porque si lo retienes poseído, lo pierdes para siempre.
Si quieres tener el sol y gozar de su luz maravillosa, abre los ojos y contempla... porque si los cierras para retener la luz que ya alcanzaste, te quedarás a oscuras.
Si quieres vivir el gozo de Tener, libérate de la manía de poseer y retener. Goza de la mariposa que revolotea, goza del río que corre huidizo.
Goza de la flor que se abre cara al cielo. Goza teniendo todo, sin poseerlo y sin retenerlo.
Sólo así gozarás de la vida, sabiendo que la tienes sin poseerla, y dejándola correr sin retenerla.

sábado, 15 de noviembre de 2008

El Adulto Mayor frente a la tecnología

¿Quién piensa en los Adultos Mayores y su relación con las nuevas Tecnologías?
Siempre pensamos en personas calificadas, que forman parte del sistema, en individuos que entienden o que tienen la capacidad casi inherente de aprender a utilizar las nuevas tecnologías en forma casi instantánea, los que han nacido en esta era digital… ¿sin embargo que ocurre con las personas que no nacimos en un ambiente tecnificado?, donde el teléfono era quizás el mayor logro tecnológico?, y que hemos visto pasar y evolucionar artefactos como televisión blanco y negro a color y luego a TV cable, de telefonía fija a celulares, y ahora celulares de última generación, de escaleras a ascensores inteligentes, de radios AM a modernos sistemas de audio digital … Los adultos mayores, por tanto, además de lidiar con la brecha digital existente, debemos soportar un mal peor que es la brecha generacional. Así, surge esta exclusión digital que es sinónimo de marginación social. Así de simple… Pero esta inclusión tecnológica no se debe reducir solo a la disponibilidad de computadores o teléfonos, sino a la capacitación de las personas para el uso efectivo de estos recursos tecnológicos.
Las personas mayores de 60 años somos sin duda el grupo que más lejos estamos de las nuevas tecnologías. “Esto no quiere decir que nos hayamos marginado, Y es una realidad que los adultos mayores recién comenzamos a meternos en este mundo de oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías”.
¿Es el gobierno el encargado de incluir a los adultos mayores en la sociedad acostumbrada al uso de Tecnologías?
El Estado si debería promover el desarrollo y participación plena de los adultos mayores, buscando un envejecimiento con dignidad y seguridad. Y debería promover programas de formación y capacitación creando escuelas especiales para las personas mayores de 50 años y facilitar el acceso a estas y también las herramientas necesarias como:
1- Venta de computadores subsidiados
2- Internet banda ancha a bajo costo
3. Tarifas especiales de telefonía celular y fija
4- Cursos de Computación.
Personalmente creo que estas medidas prácticas debieran aplicarse en preferencia de los adultos mayores, sin embargo en la Estrategia Digital debería existir un lineamiento específico para las personas que han contribuido al desarrollo del país. Debería existir un lugar destinado a que la gente de la tercera edad supere la brecha digital y se familiarice con las nuevas tecnologías.

lunes, 8 de septiembre de 2008

Esta es la nota publicada en Vanguardia Liberal

Domingo 07 de Septiembre de 2008 19:56 IVONNE RODRÍGUEZ GONZÁLEZ Aunque aparecieron hace 8 años y fueron un boom, aún son pocas las personas que en la ciudad tienen un blog, una página web donde se publica información gratis y a cualquier hora. De los 4.964 registrados en Colombia, sólo 160 se escriben desde aquí. Pese a las cifras, en Bucaramanga hay quienes desde hace tiempo le apuestan a este espacio para expresar ideas e informar a otros sobre actividades y compartir gustos con otros blogger.De hecho, no es un asunto de edad. En la ciudad hay una ciudadana de 71 años que tiene su propio blog. Es Adela Manosalva, quien además de tener cuentas de correo electrónico, chats, Facebook y Skype, escribe desde el anonimato de su casa en el conjunto Villa Diamante.
¡Póngale vida a los años! Es el título de su espacio, donde publica sobre la importancia del deporte en la tercera edad, su experiencia como madre, así como la imagen de la Virgen de la cual es devota. “La idea es que todos me colaboren con sus escritos para ir convirtiendo este blog en una ventanita para comentar lo que nos sucede en el diario vivir. Es cierto que nosotros los mayores tenemos todavía mucho qué aportarle a la sociedad”, escribe en un post.Frente al computador, Adela explica que el rollo de los computadores lo aprendió sola, porque le gusta ‘cacharriar’. “Hace un año supe sobre los blogs y quería uno. Por un tiempo dejé de actualizarlo porque nadie me escribía. Ahora estoy muy motivada”.
¿QUÉ ES UN BLOG?“Es un diario personal. Un espacio de colaboración. Una fuente de noticias impactantes. Una colección de vínculos. Un medio para expresas sus opiniones personales. Comunicados para todo el mundo. Un blog puede definirse como un sitio web donde el usuario escribe periódicamente sobre cualquier tema… Un blog permite expresar opiniones en Internet”,

sábado, 6 de septiembre de 2008

"Yo no tengo edad, Tengo vida"

"No le quites años a la vida...Póngale vida a los años"
"En los ojos del joven arde la llama; en los del viejo brilla la luz"
"No dejes que la tristeza del pasado y el miedo del futuro te estropeen la alegría del presente"
"Los hombres son como los vinos; la edad estropea los malos, pero mejora los buenos"
"Envejecer con sabiduría no es envejecer"
"En la juventud aprendemos, con la edad comprendemos"
"Envejecemos si dejamos de luchar"
"La vida solo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero solo puede ser vivida mirando hacia adelante"
"Todos estamos madurando en la escuela de la vida, donde el maestro es el tiempo"
"Envejecemos cuando lo nuevo nos asusta"
"Has del pasaje del tiempo una conquista, y no una pérdida"
"La vida no es corta; son las personas las que permanecen muertas demasiado tiempo"
"Envejecemos cuando nos cerramos a las ideas y nos volvemos radicales"
"Algunos de nosotros envejecemos de hecho porque no maduramos"
"Envejecer no es deteriorarse"
"Ejercita tu mente; O la usas o la pierdes"
"Es mejor saber que preguntarse"
*La felicidad de tu vida depende de la calidad de tus pensamientos"
"Ama lo que tienes, lo que eres y lo que haces"
"El que no sabe lo que busca no entiende lo que encuentra"
"Los que lo dicen no lo saben, los que lo saben no lo dicen"
"Un hermano puede no ser un amigo, pero un amigo será siempre un hermano"
"Quiéreme cuando menos lo merezca, porque será cuando más lo necesite"
"El que quisiere tener salud en el cuerpo, procure tenerla en el alma"
"No dejes que se muera el sol sin que hayan muerto tus rencores"
"La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia"
"Si lloras porque no puedes ver el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas"

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Fotos de Familia

Abuela y nietas
Abuela y nietas
Nelly, Cecilia y Adela
Hernando y Eves
Hernando con la tia Evila

Myriam, Yolandam Nelly y Cecilia en el funeral de mi hermana Blanca
Henry, Eves y Adela

Abuelos y biznietos
Mis nietas
Mi hijo, nieta y biznietos
Mi padre y yo de chiquita

Mis hermanas y yo

jueves, 21 de junio de 2007

Ejercicio en la tercera edad

Una imagen que se nos quedó grabada durante mucho tiempo fue la de la clásica abuelita(o) sentada(o) en su mecedora con su chocolate, ya muy viejito, inspirando deseo de protección y sensación de debilidad. Los tiempos cambian y además de que la ciencia logró incrementar la longevidad de la mayoría de la población, hoy la gente mayor no sólo quiere, sino que demanda una mejor calidad de vida. Entre los aspectos que pueden colaborar en lograr ese propósito es el ejercicio. Comienza a hacerse cotidiano ver en parques y viveros a personas de la tercera edad realizando algún ejercicio o modestamente realizando una caminata para fortalecer el ánimo. Diversos estudios demuestran que el ejercicio es una de las mejores formas para aumentar la independencia física de los ancianos por más tiempo, al proporcionarles más fortaleza y capacidad funcional, lo cual incluye a todos sus músculos y órganos, como son el corazón, los pulmones, las articulaciones, etc. Los estudios al respecto han dejado ver que las personas que se dedican a ejercitarse físicamente tienen menos problemas de hipertensión, enfermedades del corazón y osteoporosis. Un hombre o mujer mayor pueden tener mejor capacidad motora, velocidad, vigor y fortaleza, así como una mejor circulación y respiración si realizan ejercicios cotidianos. La fortaleza que se adquiere con el ejercicio ayuda a las personas de la tercera edad a tener un mejor equilibrio, y por lo tanto a sufrir menos caídas o fracturas. Asimismo, el sentirse mejor físicamente le ayuda a disminuir síntomas como la ansiedad, la depresión o el insomnio; en términos generales una persona mayor que se dedica a ejercitarse tiene una mejor calidad de vida. Una recomendación fundamental es que si una persona de la tercera edad nunca ha practicado un deporte, o lleva mucho tiempo de no hacerlo, en primer lugar, tiene que acudir a su médico de confianza para que le realice un examen general para determinar con certidumbre cuáles son las capacidades físicas reales. Desafortunadamente, en la mayoría de los casos las personas de la tercera edad ya tenemos muchas complicaciones y sufrimos enfermedades crónicas, o tenemos ya cardiopatías, hay una alta presencia de hipertensión arterial, que puede generar problemas ante los esfuerzos físicos, ello debido en gran parte a la falta de ejercicio durante la juventud y etapa adulta. Pero diversos instructores consultados afirman que los ancianos pueden realizar diferentes ejercicios que pueden variar desde caminar o realizar ejercicios aeróbicos leves, hasta practicar la natación, siempre y cuando lo hagan bajo supervisión y con un entrenamiento adecuado a sus posibilidades. Ejercicios como los movimientos de cuello, de hombros, brazos y piernas son perfectamente realizables, siempre que se hagan con cuidado y sin realizar un esfuerzo que exceda a sus propias fuerzas. Si nunca se ha realizado ningún ejercicio, sólo con calma y dedicación se logrará obtener una mejor condición física para afrontar con toda dignidad el llegar a la última etapa de la vida, así como la abuelita de la foto es una australiana Bette Calman de 83 años.

Póngale vida a los años!!!

Cada etapa de la vida tiene sus partes buenas y otras con las que tendremos que aprender a vivir. Se pueden encontrar los medios de alcanzar la plenitud de cada una de esas etapas, y esa es la meta formativa que me propongo aquí. En esta sección iré desarrollando el conocimiento y la guía sobre los intereses, necesidades y metas del adulto mayor en áreas como la salud, las relaciones humanas, psicología y otras. También los familiares están invitados a profundizar en la comprensión de los acontecimientos que rodean la vida de sus mayores. Si usted desea que hable de algún tópico en particular, consultarme algo, o enviarme aportes en esta materia, por favor escríbame a mi correo electrónico.

martes, 19 de junio de 2007

Hola amigos!!!


Hola amigos : Soy una colombiana de 79 años que vive en Bucaramanga una linda ciudad de Colombia, me anima hacer este blog porque soy una persona inquieta, que me gusta comunicarme con el resto del mundo y especialmente con personas mayores que tengan también sus inquietudes y podamos compartir afinidades, gustos, mensajes, poemas, escritos, criterios, música, recetas caseras, trucos, consejos, manualidades ,etc. Como uno de los grandes problemas de la gente mayor es la soledad porque en nuestro medio no nos tienen en cuenta ni siquiera en nuestro propio hogar, mucho menos el resto de la sociedad pues ya no aportamos ideas, aunque eso si el trabajo de los quehaceres domésticos si sigue intacto y ahí si somos irreemplazables, por este motivo y muchos más me animo a hacer esta página y a compartirla con todos ustedes y la idea es que todos especialmente la gente mayor me colabore con sus escritos y comentarios para asi ir convirtiendo este blog en una ventanita donde podamos desahogarnos y comentar todo cuanto nos sucede en el diario vivir, porque también es cierto que nosotros los mayores tenemos todavía mucho que aportarle a la sociedad, somos inteligentes, sagaces y tenemos algo maravilloso que es la experiencia de todo lo vivido y mi consejo es que no nos quedemos atrás y nos montemos en el tren de la tecnología y tratemos de vivir actualizados porque de lo contrario nos quedamos rezagados y nos lleva el chiras. En el próximo año 2017 llegaré si Dios me lo permite a mis 80 primaveras.

! Reza todos los días el Santo Rosario y despúes me cuentas todo lo que recibes ¡

! Reza todos los días el Santo Rosario y despúes me cuentas todo lo que recibes ¡